martes, 19 de octubre de 2010 | By: Abril

Carta a un amor imposible...


Déjame decirte, déjame contarte…

Quiero que sepas lo que siento y he sentido hasta ahora, necesito que comprendas que nunca te olvidé, que fuiste la luz que ilumina el final del túnel…que no reniego de ti porque no te quiera, porque hayas pasado a ser un vago recuerdo que va tan rápido que casi ni pueda alguien asimilar, no, es por algo más duro, más cruel, es por una realidad, y no es un hasta nunca, es un hasta siempre…en mi mente, en mis pensamientos, en mi corazón…es algo que siempre tendremos tú y yo, es algo…indescriptible. Déjame que te explique que entre tú y yo hay una puerta, una que se abre y se cierra, pero permanece cerrada, y aunque tú a un lado y yo al otro queramos abrirla…nos es imposible, porque el destino…nadie lo controla. Y ahora que sabrás cómo me siento, déjame contarte qué es de mí ahora. Ahora no estoy sola, no, ni amo locamente a alguien, al menos no tanto como un día te amé a ti, o como te pueda seguir amando toda la eternidad. Sí, tengo a alguien, a alguien que me sirve de consuelo, que necesito, porque sin él nadie ocuparía el gran vacío que dejaste (y no te enfades, tú y yo sabemos que yo acabé con todo, pero porque me di cuenta de que esto era un amor imposible)…Tú y yo…Tú y yo estábamos hechos el uno para el otro, hasta ese maldito día en que algo me hizo ver la realidad, hasta que algo, cualquier cosa, me dijo…no sigas creyendo que corriendo llegarás…pues si el destino no lo quiere, en este pasadizo, no hay final.
Y ahora es cuando te doy las gracias, las gracias por haber sido un recuerdo inolvidable para mí, un amor, un todo, y un todo completo, sin faltas, sin secretos, sin sobras…Las gracias por haber sido una inspiración, por haber sido el ave que pasó en plena tormenta, cuando esta fotógrafa, sin sueldo alguno, ya se había rendido a sus ganas de morir. Gracias por haberme devuelto la alegría en ese tiempo que vivimos en nuestro mundo de fantasía, gracias por dármelo todo, porque ese todo era amor, y era lo que yo necesitaba. En fin…gracias por haber sido una inspiración para mi, por haberme hecho feliz…
Esperaré en silencio y sentada, tranquila, sin ansia alguna, como he acostumbrado a hacer…viviendo mi vida, sin girarme a mirar si la puerta se abre o se cierra, o si el final está muy lejos, me contentaré pensando que tú eres ese final de cuento, que no sé si queda mucho para tenerte de nuevo…que no sé si quiera si algún día volveremos a estar juntos y no parecerá una locura, o una ofensa a los cuerdos, por así decirlo. Pero esperaré sin prisa, porque si esto está escrito…sé que llegará, y sé que tú, llegarás con ello.
Atentamente, quien solo tú y yo sabemos, lo imposible, lo borroso…simplemente, un recuerdo.

(Anónimo)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta, no dejes nunca de escribir.

andreita dijo...

simplemente mi realidad... :'(

Anónimo dijo...

:(

isabell dijo...

haii neniita sper liindoo ...
ps nunka dejes de escribir nena =)

drancer dijo...

para mi es duro ver al amor de mi vida a unos cuantos pasos verla sonreír sin poder yo ser el motivo de su alegría,con ganas infinitas de abrazarla poder decirle aquí estoy pero en su mundo no hay cabida para mi,cuanto quisiera poder besar sus labios rosar los contra los míos y en ese momento con mi alma decirle te quiero pero sus ojos verdes en los cuales me reflejo por algunos momentos no tienen esa misma alegría al mirarme como quisiera acariciarla con mil ternuras que solo mis manos le demostraría,que diera yo por poder abrazarla tan fuerte que su alma se fusionara con la mía y atar su cuello con un cordón de seda para que nadie coloque sus labios donde los puse yo y no he encontrado la manera de poderse lo hacer saber por que el destino así lo quiere

genesis dijo...

eso mismo mepasa ami el no tener el amor de mi vida como dice la carta es un amor imposibleme cance de luchar x ese amor q nunca fue mio