martes, 3 de septiembre de 2013 | By: Abril

Desde cero

 
 
Hace dos semanas ando viviendo entre la tristeza y la esperanza... la tristeza de haberte dejado y la esperanza en el futuro. Siempre me dices que pase lo que pase vamos a envejecer juntos y yo me aferro a esas palabras para encontrar el sentido de cada día que pasamos separados…
 
Hace exactamente 15 días hoy, te dije que no quería seguir en una relación con vos. No te he explicado mis motivos porque creo que no te importa. Estás convencido de que es una pelea tonta, un malentendido... No tenes idea amor de que fue premeditado por mi parte, que llevo semanas planteándome el asunto, que un día desperté y simplemente supe que debía terminar lo nuestro.
 
Sabes que te amo profundamente y eso es algo que no podría cambiar aunque quisiera, pero si puedo cambiar la infelicidad que siento al respecto, puedo cambiar la sensación de cada vez que me dejaste plantada esperando, de cada vez que no contestaste mis llamadas y mis mensajes, de cada vez que encontraste cosas más importantes que hacer que pasar tiempo conmigo y puedo cambiar la forma en que me has amado hasta ahora.
 
Por eso me alejo amor. No sé si por un tiempo o para siempre. Me alejo para que despejes tus pensamientos y puedas verme con claridad, en toda mi extensión, con todos tus sentidos. Me alejo para que descubras quien he sido y quien soy…
 
Sé que si logras descubrir eso será muy fácil encontrar el camino de regreso. Y tal vez entonces, si no tardas mucho, yo aún esté sentada en la mesa del mismo café donde nos conocimos y podremos empezar de nuevo.
 
Atte. Laura

3 comentarios:

Nicole Nicolette dijo...

Me encanta este blog, sobre todo porque trata de eso, del amor!!
si os interesa podeís visitar mi blog que trata de la vida real, no os lo perdais. os espero!!
www.
lovelystoryoflove.blogspot.com

<3

Susana dijo...

Me parece preciosa esta carta. A veces tenemos que decir adiós aun cuando aún nos atan sentimientos muy fuertes a la otra persona. Pero hay que ser honestos, sobre todo con uno mismo y dar a cada cosa el sitio que se merece.

karen montes dijo...

Divina muchas veses debemos decir a dios para q la persona se de cuenta a quien perdio en realidad ya q nadie sabe lo q tiene hasta q lo pierde,