viernes, 5 de diciembre de 2014 | By: Abril

¿La salida de Roma, por favor?

 
Una vez escuché a alguien decir que no existen preguntas estúpidas, sino respuestas estúpidas...
 
Hoy te pregunté ¿cómo se sale de Roma? La respuesta correcta era un simple "Te quiero". Hubiera servido también un sucedáneo del tipo: "eres especial" o "siempre estoy pensando en ti".  Tal vez un... "podría vivir sin ti, pero no sería lo mismo". Pero sólo me contestaste: "Volviendo sobre tus pasos al punto de partida".
 
Porque yo no hablaba de Roma, ni del Coliseo, ni de la fontana de Trevi, sino de ti y tú lo sabías. Sí, hablaba de ti y de cómo huir de pensarte, de cómo evitar que aparezcas en cada cosa que hago... de cómo borrarte un rato de mi cabeza, porque me repito, como una letanía que "tú y yo somos pasado, somos pasado, somos pasado...", que nada de lo que vivimos fue cierto (porque duele menos si lo creo así, aunque sea una estúpida forma de engañarme); que eres un extraño producto de mi imaginación que suena a carta de ajuste cuando me quedo por las noches insomne mirando el techo, tratando de contar corderos para que desparezcas...
 
Pero son sólo formas de mentirme, porque haga lo que haga, todo me conduce a ti. Tú eres mi ciudad eterna, el principio y el fin de todas mis jaquecas. Por eso siempre vuelvo a ti; por eso camino en círculos concéntricos, aunque me enfurezca conmigo misma y con mi actitud regresiva. Tú eres quien me da la vida y quien me la quita, cada día. Por eso te odio, por eso te quiero y no puedo hacer otra cosa que pensar en ti.
 
Ojalá supiera salir sola de este laberinto. Ojalá pudiera sacarte de mi cabeza, ojalá pudiera dejar de quererte... pero no soy yo quien decide todas esas cosas, por eso sigo aquí a la espera de una señal. Una sola palabra tuya bastará para sanarme. Por eso sigo aquí deshojando margaritas y esperando encontrar la senda que me saque de Roma...
 
(NRM) 

7 comentarios:

Navegante Del Alma dijo...

Bellísimo tu sitio, me quedé fascinado. Linda idea la del titulo del blog.
Se sale de los laberintos, dejate llevar.
Besos.

Navegante Del Alma dijo...

Bellísimo tu sitio, me quedé fascinado. Linda idea la del titulo del blog.
Se sale de los laberintos, dejate llevar.
Besos.

Gwendolyn Franco dijo...

Hermosas y tristes tus historias, cuando leo tu blog necesito una caja de kleenex a mi lado <3 u.u

Anónimo dijo...

Me siento demasiado identificada con tu carta... Yo también le pregunte como voy a poder salir de roma.. sin él.

Beatriz García dijo...

Genial, me encanta!

Iguanita Laura dijo...

muy prundo..me encantó =)

Ackeber-blog dijo...

me encanta este poema. Esta de Waoooo